SÍGUENOS

Teléfono : 448-7821

Cuéntale a tus amigos acerca de estos útiles consejos.

Para lavar tus lentes de prescripción, te sugerimos que frotes suavemente los lentes con tus dedos utilizando agua tibia jabonosa. Enjuáguelos y séquelos con un paño limpio y suave.

Sigue los siguientes pasos, para que evites rayar tus lentes y de este modo conservar durante mas tiempo la calidad de tu producto:

  • Primero se colocan los cristales bajo el grifo y se deja caer agua a poca presión sobre ellos.
  • aplica una pequeña cantidad de jabón frotando suavemente con las yemas de los dedos ambas caras de los cristales y después se aclaran de nuevo debajo del grifo
  • Finalmente se secan las lentes con un papel suave (higiénico suave o un pañuelo sin costuras


Es muy importante asegurarnos de que la montura quede bien seca, en especial aquellas partes metálicas que la componen y de este modo evitar que se oxiden o se atasquen.
Este método es el único recomendable cuando hay arenas o tierra adheridos a los cristales o a la montura, ya que cualquier otro sistema puede rayarlos de modo irreversible


Otro método para limpiar tus lentes es usando paños de microfibra, los cuales suelen venir con tus gafas. Este paño se puede lavar a mano o en tu lavadora. Si prefieres evitar que se dañe o desgaste puedes conseguir paños de microfibra en tamaño grande e ir sacando lo que necesites para tus limpiezas. 


Recuerda que nunca debes dejar tus lentes en un bolsillo, bolso o cartera sin su respectivo estuche. El protector es tu aliado a la hora de cuidar y proteger la vida útil de tus lentes, ayudándote a prevenir rayones o daños en la estructura.

¿CÓMO DEBEMOS LIMPIAR NUESTROS LENTES?